23.08.14 Ruta por las montañas de La Riba y Riu Brugent, Clot d´en Goda.

Ruta circular con inicio y fin en el pueblo de La Riba (Tarragona),  sube callejeando hasta la parte alta del pueblo para seguir un antiguo GR que discurre por laderas y casetas de piedra seca hasta la Font del Mas de Besora para seguir ascendiendo hasta el Puig de Marc. Baja por el GR7 pasando por el Castell Dalmau, hasta la Font de Pascual y sigue por la Ermita de la Mare de Deu de Gracia hasta la Font Gran. Sigue junto al Rio Brugent pasando por el Clot d´en Goda y Toll dels Alemanys y regresa a La Riba, por el Molí del Mas y Molí de Cardó.


Tras unos días nublados y con lluvias,  el sol repuntaba radiante y las nubes habían desaparecido esta mañana. A pesar de que la temperatura era baja para la época del año en la que estamos, todo hacia suponer que tendríamos una mañana ideal para caminar por las montañas y así fue. Con un track de Peptivissa, al que le añadí alguna pequeña modificación, hemos hecho un recorrido suave y nada complejo, que nos ha dejado fascinados con algunos rincones de los alrededores de La Riba, tanto a los habituales de este pequeño equipo, como a las nuevas caminantes que nos han acompañado hoy. El sol del medio día calentó lo suficiente como para que disfrutáramos de un magnífico baño en las frías aguas del Brugent.
Toll dels Alemanys

Aproximación:
Desde Reus, tomamos la carretera C14 en dirección a Montblanc y a tan solo  18 km. encontramos el desvío a la Riba. Entramos hacia este pueblo y sin dejar la carretera que atraviesa la localidad hacia  Farena, en la parte baja de la localidad estacionamos junto a un puente sobre el río Franciolí, en el punto donde el río Brugent, se une al anterior.
Distancia en aproximación 22 km. Tiempo en aproximación 20 minutos.
Mapa y gráfica de ruta
Otros datos de la ruta:
Distancia total: 12,23 km.
Tipo de ruta: Senderos 70%
Caminos y Pistas forestales 20%
Calles o Carretera asfaltada: 10%
Tipo de señalización:  Existen marcas de GR antiguas y carteles y pintura del GR7en parte del recorrido. 
Cobertura Telefónica: Hay cobertura en gran parte de la ruta incluso 3G.
Transito de personas:  escaso en la primera mitad, pero muy habitual en la zona del río.
Fuentes en la ruta: en el km. 1 (Fuente en calle escalonada de subida hacia Cap de Riba), en el km. 3 (La Font del Mas de Bessora), en el km. 7,9 (La Font de Pascual), en el Km. 9,3 (La Font Gran), en el km. 11,8, Fuente en la Riba. Todas con agua.
Apta para hacer corriendo: SI
Temperatura: entre 16º y 27º. Soleado y sin arie.
Advertencias: La ruta no tiene complicación es apta para cualquiera, pero aconsejo seguir con GPS o mapa por falta de indicaciones en varios de los cruces. Hay un tramo de unos 200 m. de sendero bastante cerrado por las ramas de los arbustos, antes de llegar a la Font del Mas de Besora.
Inicio de la ruta:
indicador de GR en cruce de la carretera con Avd de la Vila
Tras aparcar en la explanada que hay junto a la parada de autobús en la parte baja de La Riba, tomamos por la carretera (TV7044) que sube hacia Farena atravesando el pueblo. El campanario de la Iglesia de Sant Nicolau marca las 8,30 h. cuando empezamos a caminar siguiendo  las marcas de pintura del GR7 que pasa por aquí.
subiendo las callejuelas escalonadas de La Riba
En la primera calle que se adentra a la izquierda (Avd. de La Vila), vemos en la esquina el cartel de rutas de que nos anuncia la dirección hacia La Font de Pascual y Mont-ral, que es la que seguimos. Esta calle nos lleva hasta la iglesia, donde tomamos a la derecha siguiendo una calle escalonada que sube por este pueblo edificado en una ladera.
fachada del Molí de Cal Garreta
Algo más arriba cruzamos la carretera (Carrer la Fábrica) y seguimos rectos por el mismo tipo de calle empedrada y escalonada, la cual discurre por delante de antiguos edificios, los cuales fueron molinos harineros o papeleros y datan algunos del siglo XVIII. En sus fachadas hay unos carteles en los cuales consta los nombres de ellos, así como su antigüedad. La mayoría de estos edificios se conservan en buen estado, a pesar de que sus fachadas parecen no haberse alterado mucho con el paso de los año.
Vemos el Molí del Racó, el Molí de Carbó de Dalt, el Molí de Cal Camps, el Moli de Cal Garreta, el Molí del Domenech y el  Molí Parerer de Mes Amunt.
El recorrido nos mantiene entretenidos contemplando estos históricos edificios, sin hacernos pensar en el desnivel que estamos metiendo de golpe al inicio de esta ruta, y pronto estas calles estrechas nos dejan en la parte alta del pueblo.
caseta de pedra seca
En la salida de la Riba hacia Farena, en la zona de Cap de Riba, encontramos nuevamente un cartel del sendero de gran recorrido GR7, que anuncia que  sigue por la izquierda, apartándose de la carretera. Tomamos entonces un camino en su inicio cementado, que sube en linea recta en dirección a la Font de Pascual, pero nosotros dejamos este GR unos 300 m. mas arriba, para seguir un antiguo trazado de GR, que continua por la izquierda y asciende suavemente por  bancales con márgenes de piedra, en un recorrido que discurre por la ladera  de este monte que fue pasto de las llamas en el incendio del 2011.
Corral de L´Annet
A pesar de que el monte ya esta verde porque los arbustos se han repoblado, entre ellos destacan los troncos de algunos pinos quemados que quedan como testigos de esa desgracia.
La mañana que empezó más fresca de los normal para estas fechas, empieza a recordarnos que estamos en verano, ya que el sol nos da de lleno en este despoblado monte, pero avanzamos a paso suave contemplando alguna de las bonitas casetas de pedra seca, de las muchas que se ven por esta zona y que quedan al pie del sendero.
Font del mas de Besora
Esta vereda pedregosa un poco mas arriba desemboca en un camino, en el que tomamos a la izquierda para llanear unos metros. Lo seguimos, unos 400 m., en los que pasamos junto al Corral de L´Annet, que queda a la izquierda.
Nos desviamos cuando llegamos a un cruce  (hay una piedra  con un escudo gastado) en el cual por la derecha se inicia un camino cerrado con cadena. Este camino se estrecha convirtiéndose en una senda muy tapada por la vegetación. Sin pérdida pero con algo de  incomodidad, al tener que ir apartando ramas y alguna zarza, llegamos a la Font del Mas de Besora, situado a unos 200 m. mas arriba. A pesar de que se puede evitar este paso, rodeando el camino por la derecha como por la izquierda, no supone un gran problema y vale la pena pasar por esta bonita fuente de la que brota un chorito de agua fresca, que siempre es de agradecer y más en una subida.
Font de Besora
La fuente en esta época esta bastante envuelta de vegetación y es posible pasarla de largo, ya que queda a la izquierda, un poco por encima del sendero. Está protegida por una pequeña construcción de piedra y posee una  balsa circular delante que recoge el agua de la misma.
Vistas desde la zona del Bosc de Besora
Pasamos unos minutos refrescándonos este lugar , que nos ayuda reponer la fuerza para afrontar el tramo de ascensión que nos espera hasta el Puig de Marc. Ya hemos subido algo más de 300 m. de desnivel desde que iniciamos la ruta, pero tenemos que superar  otros 200 m. aproximadamente para hacer cima, así que seguimos el camino, que a partir de la fuente se vuelve a ensanchar para desembocar en otro camino más ancho a unos pocos metros más arriba.
Afortunadamente, pese a la continua ascensión, la mañana no es muy calurosa y el recorrido da algunos respiros que permiten tomar aliento, a la vez que se contemplan las buenas panorámicas que ofrece esta ladera de la montaña.
sendero al Puig de Marc
Tras enlazar con el camino por encima de la fuente, tomamos a la derecha una antigua pista forestal que muy suavemente asciende hasta que llegamos a un punto en el que el camino se bifurca y tomamos por la izquierda en sentido de subida. Enseguida encontramos a la izquierda un sendero muy estrecho que entre pequeñas encinas se adentra (indicado a su entrada con viejas marcas de pintura de rojo y blanco de GR).
La Riba, desde el sendero llegando a Puig de Marc
Iniciamos la subida por esta bonita senda que discurre ahora por zona que no fue quemada en el incendio y que por lo tanto esta poblada de densa vegetación entre la que se abre paso este sendero, zigzagueando para superar el fuerte desnivel que nos espera en pocos metros.
El sendero es escarpado y a pesar de que posee tramos que antiguamente estaban empedrados, se observa poco transitado últimamente (esta subida eran un antiguo tramo de GR).
Cuando empezamos a verle el final a esta ascensión, el camino  vuelve a quedar expuesto al sol, sin vegetación que nos de sombra, pero estamos alcanzando los 700 m. de altitud y el aire contrarresta bien el calor.
La senda, poco definida en la parte final, tras superar el Portell de L´Alzina, acaba desembocando en un camino que seguimos de frente hacia las ruinas del Mas de Puig de Marc, a la izquierda de las cuales se observa un balsa circular de agua.
La era el Puig de Marc
en la era del Puig de Marc
Llaneamos por este camino pasa por encima de la ruinas de la masías y algo más adelante tomamos un desvío a la derecha que nos conduce a la sorprendente Era del Puig de Marc. La misma esta rodeada de unos muros de piedra en los que existían dos pequeñas edificaciones de piedra seca, una de las cuales se conserva entera y en buenas condiciones.
Estamos prácticamente en la parte más alta de este recorrido y desde aquí divisamos tanto la costa de Tarragona por un lado, como el valle del Brugent por el otro, hacia donde nos dirigimos.
Tras unos minutos contemplando este lugar, bajamos nuevamente al camino de la masía y lo seguimos a la derecha, dejando a nuestra espalda El Mas del Puig de Marc.
Este camino discurre por la cima de la Serra Gran, pasando por el Pla del Puig de Marc y por él, sin desviarnos empezamos a descender hacia una especie de collado en el que encontramos nuevamente un cartel de rutas del GR7 que por aquí pasa hacia Mont-ral.
siguiendo el GR7 hacia Castell Dalmau.
Aquí tomamos a la derecha, dejando el camino y adentrándonos por un bosque denso, siguiendo las indicaciones del GR7 hacia La Riba.
No ha sido feo el recorrido que hemos hecho hasta aquí, pero nada tiene que ver con lo que nos encontramos a partir de este momento. El sendero, muy  bien definido y señalizado, discurre por zona muy boscosa entre la cual se forman bonitos pasillos por los que caminamos totalmente protegidos del sol. Sólo en algunos tramos acertamos a ver entre los árboles parte  del valle del río Brugent, hacia donde esta senda desciende.
Existen tramos con bastante desnivel, en los que en días húmedos como hoy, hay  que prestar atención para no resbalar, pero el recorrido es precioso y no tiene complicación.
Atravesamos la zona del Torrent de la Font de la Costera y nos aproximamos a unas formaciones rocosas entre las que destaca una gran roca aislada conocida como Castell Dalmau, supongo que su nombre se debe a que tiene forma de torreón. Esta zona es muy concurrida por escaladores ya que tanto en esta como en el Roquer de Pacual, a continuación de la primera, existen vías de escalada bien señalizadas.
Castell Dalmau
Sobre una de estas rocas divisamos perfectamente el valle al frente y esta zona rocosa por la que el sendero atraviesa abriéndose paso entre los pedruscos.
Durante unos metros llaneamos entre estas rocas, rodeando el Castell Dalmau, para seguir descendiendo.
El recorrido se ve muy transitado a partir de aquí y en el sendero encontramos siempre marcas del GR que impiden despistarse.
Castell Dalmau
Poco mas abajo llegamos a un cruce de sendas donde por la derecha anuncia la subida al Puig de Marc (por recorrido distinto al que hemos hecho).
Un cartel metálico anuncia tanto la mencionada subida como la dirección a Castell Dalmau por el sendero por el que bajamos.
Bajando por el GR7 
Seguimos descendiendo y nuevamente encontramos un par de tramos con fuerte desnivel que pronto nos permiten perder altura.
En este último tramo de sendero, antes de llegar aun camino que cruza el sendero, pasamos por la parte posterior de otra de las casetas de pedra seca. Esta queda muy tapada por la vegetación del entorno, pero nos recuerda que hace años todo esta zona serían campos de cultivo.
Como digo, la senda cruza un camino y sigue recta, para desembocar finalmente en el camino de la Font de Pasqual, justo por encima de esta fuente.
La Font de Pasqual
Para nosotros es un momento y sitio ideal para hacer una parada de almuerzo. La fuente, bien cuidada y con bancos para sentarse a ambos lados, es un lugar ideal para hacer un avituallamiento con vistas al barranco por el que discurre el río Brugent, que ya queda cerca.
Junto a la fuente hay un mosaico en el que se puede leer " tinc sentor de roca, regust de pí,flaire d´espigol i romaní, destil-lo l´entranya d´aquesta muntanya" Josep Iglesias.
Font de Pasqual
Pasamos unos 20 minutos junto a esta fluencia de agua fresca, almorzando y comentando el bonito recorrido que nos ha traído hasta aquí, a pesar de que no hemos visto todavía la parte más espectacular de esta excursión.
Al retomar la marcha, seguimos el camino en sentido contrario a La Riba, y la pista por la que lo hacemos baja hacia el río. Nos desviamos a 800 m. tomando un sendero que baja por la izquierda (sin indicación), en un punto en el que ya vemos el campanario de la Emita de la Mare de Deu de Gracia sobresalir entre los árboles.
Tardamos sólo un par de minutos más, y por esta de senda llegamos a la mencionada ermita, a la cual accedemos por su parte posterior.
Ermita de la Mare de Deu de Gracia
Este edificio de culto se encuentra ubicado en un bonito entorno totalmente poblado de árboles de distintos tipos que dan una agradecida sombra a todo su alrededor. Frente a ella unos escalones bajan a una gran plaza en la que hay un fuente abandonada. Aquí existe un campamento de verano para jóvenes, con instalaciones deportivas y todo tipo de servicios para ellos, pero parece estar vacío ahora.
Cruzando esta plaza bajamos por unos escaleras hasta la carretera de la Riba a Farena y estamos frente al Molí de la Font Gran, que vemos al lado opuesto de río Brugent.
La Font Gran
Para llegar a la Font Gran, nuestro próximo lugar de paso, caminamos 200 m. por la carretera con el río a nuestra izquierda hasta que llegamos al lugar donde vemos un sendero que baja por la izquierda hacia el río.
La senda desciende unos metros por la ladera entre encinas para dejarnos en el área de recreo de la Font Gran, un bonito lugar junto al río Brugent, en el cual vemos la hermosa fuente  de la que brota de forma continua tres grandes caños de agua fresca. Un perfecto lugar para pasar un rato junto al río en compañía de niños pequeños, ya que esta muy accesible y junto a la carretera.
remando en el río Brugent
Desde la Font Gran, seguimos el sendero que desciende junto al cauce del río, por el lado derecho del mismo. Es un caminito lúgubre bajo las encinas que discurre junto a una antigua acequia y por el cual, tan sólo 200 m. más adelante bajamos hasta el río.
Nos encontramos entonces ante una especie de playa pequeña que se forma en el curso del río Brugent tras una zona rocosa y donde no podemos más que parar a darnos el baño que cada sábado de verano completa nuestra en ruta.
rio Brugent
Había pasado otras veces por este lugar, ya que el sendero pasa por aquí en su descenso hacia La Riba, pero nunca lo había visto tan radiante. No se si es porque baja bastante agua tras la lluvia de ayer, por el sol que a estas horas da de lleno sobre el agua y las rocas o por la tranquilidad de la zona ya que no hay nadie y que no se escucha más que el ruido del agua saltar por encima de los pedruscos en su descenso. Pero el caso es que nos quedamos encantados y disfrutamos de un refrescante baño en este remanso del río.
sendero junto a la acequia
Aquí hacemos una parada de una media hora antes de continuar descendiendo. El camino cruza el río por debajo de este remanso y lo seguimos por el lado izquierdo del cauce en sentido de las aguas.
Durante unos 200 m. discurre junto a una acequia que lleva agua del río y que se aparta poco a poco del cauce, pero nos desviamos en el primer sendero que vemos a nuestra derecha, que sin indicación baja para acercarse de nuevo al río.
Esa senda, nos conduce hasta un sorprendente lugar conocido como el Clot D´en Goda. Se trata de una zona junto al río, donde grandes pinos y encinas protegen un entorno rocoso, muy concurrido por aficionados a la escalada en bloques rocosos (boulder).
balsa en el Clot d´en Goda
En la zona central de este lugar, entre dos grandes rocas vemos una grieta de la que emana agua, que es conducida entre la vegetación y las rocas hasta una balsa a pie de una de las grandes formaciones rocosas de este lugar.
El Toll del Alemanys
Existe un  recorrido marcado con carteles que permite visitar todo este pequeño parque natural de gran valor paisajista y ecológico. Siguiendo el itinerario marcado, bajamos por el Racó de la Nuria hasta una magnífica poza que se forma bajo una bonita cascada,. Se trata, según hemos podido leer, del Toll del Alemanys, recibe este nombre porque era el lugar preferido para bañarse de uno suizos que hace años trabajaron en el Molí del Racó en la Riba, y por el pueblo eran comúnmente conocidos como los alemanes.
Mi escaso poder de redacción me impide describir medianamente con palabras un lugar tan bonito como este del Toll d´en Goda, y las fotografías no son tampoco capaces de mostrar la belleza de este rincón, por lo cual os invito a hacer un recorrido que pase por aquí para visitarlo, os dejará fascinados.
Molí del Mas.
Continuamos sorprendidos y agradecidos de haber conocido este lugar, siguiendo la senda que en línea más o menos  recta y llaneando, parte desde este lugar hacia la Riba, siguiendo pro el lado izquierdo del barranco por el conocido como Bosc del Mas o Bosc del Clot d´en Goda..
El caminito nos hace pasar por el Molí del Mas, sobre el que hay una gran balsa. He podido leer que este molino es de propiedad municipal y en él estaba proyectado hacer el Museo Papelero, pero las riadas de 1994 que arrasaron todo el cauce del río Brugent, rompieron una de sus paredes y parte del tejado, dejándolo en el estado en el que ahora lo vemos.
Camino del Molí de Cardó
Desde aquí, pocos metros nos quedan para desembocar en un camino en el que se encuentra el cartel del inicio del  Itinerari Saludable del Clot d´en Goda, por que hemos llegado hasta aquí.
Seguimos este camino que nos conduce al Molí de Cardó,  a pie del río y bajo el cual hay dos pasarelas de madera que permiten cruzarlo.
pasarela sobre el río Brugent
Dejando el molino a la izquierda salimos a la carretera, ya en el pueblo de La Riba, un poco más arriba de la Avd. de la Vila. Ya sólo nos falta seguir bajando la carretera para llegar hasta el punto donde tenemos los vehículos aparcados para dar fin a esta modesta pero completísima ruta que recomiendo para cualquier época del año.
Han sido poco más de 12 km. de ruta, que nosotros hemos hecho a un paso muy tranquilo incluyendo paradas en algo más de 5 h.
Y como siempre, podréis ver mas fotografías de la ruta y descargar el track para el GPS, en los enlaces que os dejo aquí abajo.


_______________________________________________________________________

                                 
 ______________________________________________________________________

6 comentarios:

  1. Buenos dias Fonsi
    Este domingo hemos intentado hacer esta ruta y tengo que decirte que hasta la font del Pascual ha sido muy bonita. Hemos almorzado en la fuente disfrutando del momento y de la paz de la montaña y genial.
    El problema ha sido cuando hemos llegado al rio.Tuviste suerte de coger un dia sin gente y poder disfrutar tranquilamente del baño y el recorrido porque nosotros no.
    Estaba abarrotado de gente, la font gran era la nevera, alli tenian el melon, la sandia las cocacolas,cervezas, bueno lo que te digo, todo dentro del agua como si fuera una nevera. Al llegar al lugar de baño se nos cayo el mundo encima porque contabamos en disfrutar de un precioso lugar y bueno tampoco pretendiamos estar solos pero es que parecia Salou en agosto.
    llenísimo de gente con sus toallas, mesas sillas neveras y demas de tal manera que nos colapsamos y no conseguimos encontrar el camino al otro lado del rio porque tenias que pedir permiso para poder pasar. Ademas todo muy sucio lleno de papeles y porqueria por todos lados. En fin, deprimente, nos dimos la vuelta y bajamos por la carretera, quizá en otra ocasión tengamos mas suerte.
    Por cierto, al salir de la font de pascual comentas que hay que bajar unos 800 m y coger un sendero a la izquierda, nosotros no lo encontramos porque en menos de 800 m ya habiamos llegado a la carretera, no sera un error y es menos?
    Saludos, buen trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario.
      Desgraciadamente estas zonas del río junto a la carretera suelen tener ese problema, que en fechas determinadas te los puedes encontrar abarrotadas como te ocurrió a ti.
      Afortunadamente nosotros pasamos a las 12.00 h. de la mañana un sábado tras unos días de mal tiempo y no había nadie.
      Es deprimente como dices encontrarlo de esa forma y más cuando la gente que va cree tener derecho de utilizar estos lugares como si fuera la piscina de su casa. O peor, porque en su casa seguro que no tiran la basura al suelo.
      Con respecto a los datos del sendero que baja a la Ermita, he verificado y puede que este a unos 700 m de la font de Pascual, pero tampoco menos (había puesto 800 pero lo modifico), el caso es que en el camino hay que estar pendiente porque no hay indicación. Si te fijas hay un momento en que se ve el campanario de la ermita, es por la zona que baja la senda.
      Te aconsejo regresar y visitar la zona del Colt d´en Goda, posiblemente lo mas bonito de esta ruta.
      Salu2

      Eliminar
    2. Si gracias Fonsi, intentaremos de nuevo mas adelante, cuando ya vaya acabando el verano a ver si hay mas suerte.
      Saludos

      Eliminar
    3. Hoy hemos vuelto y lo hemos conseguido. Hemos tenido la suerte de tener un día fantástico y nos hemos podido bañar en el mismo lugar que tu y además solos. Que bonito, hemos podido completar la ruta y decirte que el clot den goda de verdad valía la pena. Por cierto, desde el lugar del baño hasta el clot den goda han señalizado la ruta, parece ser recientemente, con unos puntos rosas con lo cual no hay pérdida.
      En fin hemos disfrutado mucho. Gracias

      Eliminar
    4. Me alegro de que al final hayas podido conocer por completo la zona por la que discurre este recorrido y hayais disfrutado de la ruta.
      Salu2

      Eliminar
  2. El domingo pasado (03/04/16) hicimos la ruta. Nos hemos iniciado hace poco en esto del senderismo, y con tus indicaciones, no tuvimos ningún problema. Yo la imprimí en papel, soy de la vieja escuela, y la llevé en mano todo el camino. Es muy recomendable, aunque coincido en que el primer tramo, no es para días de mucho calor. No encontramos a nadie, hasta llegar al último tramo, en la zona del río, en especial al itinerario saludable que han señalizado alrededor del Clot d'en Goda. Familias y niños que se inician en la escalada, aún no es tiempo de baño, y por tanto no estaba masificado. Otra observación, aunque es cierto que la ruta no ofrece grandes dificultades, dado que salvas un desnivel considerable (subes y bajas), las rodillas se resienten...(para novatos y cincuentones como nosotros, también hay que tenerlo en cuenta...).
    Sólo darte las gracias, por compartirla tan detalladamente, y hacer posible que otros podamos disfrutar de las maravillas que esconde nuestro entorno.

    Saludos,

    Júlia

    ResponderEliminar