14.07.16 Tour Ordesa. 3ª etapa, del Refugio de Serradets a Torla


Esta etapa parte del refugio de Serradets y baja hacia el Puerto de Bujaruelo por el conocido como Camino de Gavarnié, entra en España por el mencionado puerto enlazando con el GR que pasa por la Caseta de las Eléctricas y Puente de  Bujaruelo para seguir el curso del río Ara cruzando por el Puente de Santa Elena para continuar el sendero que atraviesa la Garganta de Los Navarros. Va hasta Torla por el camino que lleva hasta la Ermita de Sant Antón y finaliza la jornada en el Refugio de la Atalaya de Torla donde dormiremos.

Tercera jornada del Tour Ordesa, larga pero en descenso continuo en la que disfrutamos de paisajes muy cambiantes de insuperable belleza, ya que de las altas montañas (2600 m. de altitud) descendemos hasta llegar a Torla a unos 1000 m., pasando por puertos, collados, barrancos, puentes, ríos, cascadas y sendas que discurren entre frondosos bosques de hayas centenarias.
sendero de Bujaruelo a Torla



mapa y gráfica de la ruta
Otros datos de la ruta:
Distancia total:  18,68 km.
Desnivel subiendo:  598 m.
Desnivel bajando: 1594 m.
Tipo de ruta: 
Senderos emboscados 50% 
Sendas de alta montaña: 45%
Carretera o camino: 05 %.
Señalizacion: Existen carteles en la mayor parte y  marcas de pintura en la subida del GR, pero aconsejo seguir con track en GPS.
Fuentes en la ruta: No. Pero hay refugio intermedio para aprovisionarse de agua o víveres.
Observaciones: Ruta larga, con desnivel de descenso considerable, tramo complicado al inicio si hay hielo o nieve ya que puede ser resbaladizo, el resto sin problemas.
Inicio de la ruta:
Poco después de las 07,30 h. tras desayunar en el refugio de Serradets y recoger nuestro equipaje, nos cargamos la mochila para iniciar nuestro tercer día de travesía.
Circo de Gavarnié, Serradetes y brecha de Roland
Seguimos un sendero marcado que discurre por encima del refugio para ir al Coll de Serradets, a pocos metros del mismo.
La mañana es clara y despejada en este lugar, aunque vemos un espectacular mar de nubes concentrado en el circo de Gavarníe, las nubes están por debajo de nosotros con lo cual la estampa es de lo mas bonita observándolo desde el collado.
Iniciamos un descenso brusco y bastante complicado, ya que  la noche ha sido muy fría y la nieve esta congelada, así que a falta de crampones debemos afinar en cada pisada para no resbalar.
Conforme empezamos a perder altura nos vamos adentrando en la densa niebla, a la vez que el descenso se complica, ya que debemos atravesar un torrente de agua en la ladera de la montaña, haciendo malabares sobre la resbaladizas piedras húmedas.
La senda perfectamente marcada en la nieve y en la zona de rocas por algunos hitos, no supone ninguna pega para seguirla, pero en una mañana tan fría hay que asegurar muy bien cada paso para no resbalar, así que avanzamos a paso muy lento los primeros metros.

Poco más abajo ya encontramos un cartel indicador que nos anuncia por la izquierda la dirección hacia el Puerto de Bujaruelo (Port de Bucharó), que  es por donde debemos entrar en España para enlazar con  el sendero GR T30.
Atrás queda pronto la nieve que dará paso a zonas de pedreras por las que el camino va volviéndose cada vez mas llano y cómodo, hasta convertirse en casi una pista forestal que nos lleva hasta el Collado o Puerto de Bujaruelo, frontera natural entre España y Francia.
A esta altura la niebla casi nos impide ver las señalizaciones del puerto, que nos indican que a la derecha sigue el GR hacia Francia y recto empezamos a bajar entrando en España por el GR T30 que nos conducirá hasta San Nicolas de Bujaruelo.
Descendemos por senda muy marcada hacia un valle en el que empezamos a ver la luz del sol abriéndose paso entre las nubes.
bajando hacia Bujaruelo
Sin perder las marcas de pintura rojas y blancas del GR, vamos cambiando el paisaje de nuestra ruta, dejando atrás la piedra que ahora da paso a verdes praderas por el que los torrentes formados por el deshielo componen un paisaje de postal.
Tras el fuerte descenso llaneamos por la pradera y no tardamos en llegar a un punto en el que hay que cruzar el barranco, a la altura de un antiguo edifico (refugio libre), conocido como Caseta de Las Eléctricas.
El viento aprieta y a pesar de que el sol ya ha conseguido desplazar la niebla a estas alturas (unos 2000 m.) hay que ir abrigado para no enfriarse, pero tras un tramo de pedrera bastante larga, en el descenso empezamos a adentrarnos en zona de abetos que nos protegen.
Un sendero emboscado nos acompaña en el resto de bajada hasta el valle desembocando junto a la orilla del río Ara, a la altura del Puente de Bujaruelo.
valle del rió Ara
Se trata este de un precioso puente románico que  nos permite el paso al lado opuesto del río para llegar a lo que  antiguamente fue un asentamiento, Bujaruelo contaba con una Ermita, la de San Nicolas de Bujaruelo y con un hospital.
De ello apenas queda más que unas ruinas, y en esta zona se ubica un camping y el Refugio de Bujaruelo, donde nosotros paramos a tomar un tentempié y reponernos del fuerte descenso.
puente románico de San Nicolas de Bujaruelo
Este lugar siempre está muy concurrido ya que hasta aquí se puede llegar en vehiculo y es el punto de partida de muchas rutas. Hoy coincidimos con un grupo de 160 chicos de un instituto de Torrent en Valencia.
Tras una media hora de relax, reanudamos la marcha y lo hacemos por el GR11 que sigue el curso del río Ara por el lado izquierdo en sentido de las aguas.
refugio de Bujaruelo
Nos encontramos a partir de aquí con un fascinante recorrido muy cómodo y llano en el que atravesamos un bosque de cuento. El sendero discurre entre enormes hayas  que dan sombra a todo el camino y a nuestra derecha baja el río con un abundante caudal que forma preciosos saltos de agua sobre las rocas.
Si la cámara llevara carrete no tendría bastantes para tomar tantas fotos como este lugar obliga a hacer.
A pesar de que cuando caminamos por aquí son las horas de más calor del día, este trayecto es fresco y húmedo lo que nos permite disfrutar de él al máximo.
río Ara
El ruido del agua del río nos acompaña durante unos cuantos 4 km. hasta que llegamos al Puente de Santa Elena donde lo cruzaremos para continuar por el lado derecho del cauce. Antes de este puente hemos dejado una pasarela metálica que también cruza el río hacia el  camping del Valle de Bujaruelo.
río Ara
Nos hemos deleitamos con una pequeña parada para remojarnos los pies en las gélidas aguas de este río que baja limpio y con mucha con fuerza.
Solo es posible mantener los pies unos segundos dentro del agua debido a la baja temperatura que tiene la misma, pero eso nos deja las piernas como nuesvas y listas para continuar con la ruta.
Tras cruzar el puente de Santa Elena, por el cual pasa la carretera que va hacia Torla,  tomamos el sendero que sigue igual de bien marcado y bonito (señalizado como Camino de la Escala) en dirección al Puente de Los Navarros. A a partir de aquí la senda discurre junto al lado derecho del cauce del río Ara para atravesar la Garganta de Los Navarros.
El sendero tras un pequeño tramo a la altura del río, empieza a ascender buscando paso por la estrecha garganta, lo que nos permite tener una espléndida vista del barranco con el cauce bajo nosotros.
al frente el Valle de Ordesa
Son alrededor de las 14,00 h. cuando estamos en la zona más elevada de este sendero y decidimos hacer una parada para habituallamiento, como llevamos en nuestras mochilas algo de embutido y frutos secos, reponemos fuerzas con estos alimentos antes de iniciar el descenso hacia Torla, destino final de nuestra ruta de hoy.
sendero hacia Torla por San Antón.
Sin dejar el GR11 empezamos a perder altura con vistas espectaculares del la garganta y pronto tenemos al frente el Valle de Ordesa que se muestra imponente y va quedando a nuestra izquierda conforme nos acercamos a Torla.
Torla
Llegamos a un cruce señalizado en el cual  indica por la izquierda el GR11 hacia el Puente de Los Navarros, que es el recorrido marcado para ir a Torla según nuestra travesía, pero vemos que al frente sigue un sendero que también va hacia Torla por San Antón (según indicaciones), así que nosotros decidimos hacer caso omiso a las indicaciones que llevábamos y dejamos el GR para continuar hacia San Antón.

El camino sigue sin complicacion, perfectamente definido y paralelo a la carretera que va a Torla, desenbocando finalmente a la afueras del pueblo, justo en el Camping de San Antón. Aquí se pierden las indicaciones, hay la opción de bajar por el camping a la Carretera y seguir hacia Torla o continuar por la parte alta del camping, por donde el sendero sube a la Ermita y vuelve a bajar hacia Torla. Eso es lo que hacemos nosotros, y al enlazar con la carretera nos esperan casi 2 km. que tenemos que hacer junto a la misma para llegar hasta el casco urbano de la población.
En el centro de Torla se encuentra nuestro refugio, La Atalaya, donde acaba nuestro etapa poco después de las 3 de la tarde.
Torla
Tras la merecida ducha y un rato de descanso salimos a dar una vuelta por este encantador pueblo del Sobrarbe, que en estas fecha ve como su población se multiplica considerablemente debido a la gran cantidad de refugios, hostales, camping y hoteles. Desde este pueblecito, donde se encuentra el Centro de Visitantes e Interpretación del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, desde donde parten los autobuses que suben al Valle de Ordesa, ya que la circulación hacia el valle esta restringida.
senderos en Torla
Los negocios relacionados con los deportes de montaña aquí hacen el agosto aunque sea julio y las tiendas de alimentación permiten igualmente a los montañeros aprovisionarse para la ruta del día siguiente, con lo cual durante la tarde hay mucha actividad por estas callejuelas.

Aprovechamos para conocer los alrededores deleitándonos con unos paisajes encantadores entorno al cauce del río Ara que pasa por debajo del pueblo.
Senderos empedrados y antiguos puentes ofrecen la posibilidad de caminar bajo la sombra de los árboles al son de las caudalosas aguas del río.

 A pesar de que la ruta de hoy ha sido larga y dura, no podemos quedarnos sin conocer estos preciosos lugares ya que mañana pronto abandonamos el pueblo para seguir nuestra travesía.
Torla-Ordesa
Tras la tranquila tarde alternando en algún que otro bar para recuperar sales mineras a base de cerveza fresca, llegó la hora de la cena, que para nosotros fue un premio en esta travesía. El refugio Lucien Briet con quien teníamos contratado la cena y desayuno del día siguiente nos dio una suculenta cena a base de menú del día en el Restaurante La Brecha. Nos pareció un banquete después de tres día de caminatas y comida de refugios. Recomiendo este lugar para comer, tanto por el excelente trato, como por la comida a un precio muy aceptable.
Tras la cena, como los supermercados no cierran hasta tarde en estas fechas, aprovechamos para comprar pan, embutidos y fruta, preparándonos los bocadillos para el almuerzo y comida del siguiente.
Y como cada tarde en esta travesía vamos pronto a nuestra litera del refugio donde tras unos estiramientos nos empiltramos para estar descansados para la 4 jornada de travesía.
Aquí abajo os dejo unos enlaces con más datos de la ruta de hoy y más fotografías.
_________________________________________________________________
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=14037835                                                             https://goo.gl/photos/UeASodRwoKwVjY4F6
 ___________________________________________________________________
etapa siguiente
http://fonsienlared.blogspot.com.es/2016/08/130716-tour-ordesa-2-etapa-del-refudio.html
etapa anterior

No hay comentarios:

Publicar un comentario