Carros de Foc. Quinta y última etapa, desde el refugio de J.M. Blanc al refugio de E. Mallafré.

Jornada quinta y última de la travesía de Carros de Foc, que parte desde el refugio de Josep Maria Blanc, sube al Coll de Monestero y baja hacia el Prat de Monestero para acabar en el refugio de Enest Mallafré donde finaliza el recorrido. La ruta incluye la bajada hasta el parking de Prat de Pierró donde habíamos dejado el coche 5 dias antes.

Despues de una noche en el refugio de J.M Blanc, como los días anteriores nos levantamos a las 6,30 h. para asearnos y tenerlo todo listo antes de las 7,00 h. en que desayunamos.
amanece en el Estany Tort de Peguera
Empieza a amanecer y la estampa en el Estany Tort de Peguera es impresionante, aprovechamos para tomar unas bonitas fotografías antes de que salga el sol. 
Un buen desayuno a base de tostadas, café con lecha y magdalenas, nos dan la energía que necesitamos para afrontar con ánimo esta última jornada de nuestra travesía. 
Por quinto día consecutivo cargamos nuestras mochilas a la espalda, pero ya sabiendo que a medio día descargaremos el peso al haber acabado nuestro recorrido.
Salimos algo antes de las 8,00 h de la mañana cuando ya el sol ha subido y sus rayos inciden sobre el agua del lago situado frente al refugio de J. M. Blanc.
Debemos rodear este estanque cruzando por la presa que hay frente al lugar donde hemos dormido, para encarar la subida en dirección al Coll de Monestero.
Coincidimos en la subida con un grupo de unos 10 suizos que rondan entre 50 y 60 años y que a un ritmo algo más lento que el nuestro avanzan  en la misma dirección que nosotros. 
Cuando estamos rodeando el Estany de la Cabana, situado un poco más arriba, vemos un grupo de cabras montesas que se aleja al vernos trepando por los ricos como si tuvieran adhesivo en las patas. 
No habíamos visto estos animales ningún día de los anteriores, sólo habíamos visto alguna marmota, pero estos son más esquivos y se alejan del lugar de paso de las personas, tan abundantes en esta ruta.
subiendo al Coll de Monestero
Vamos subiendo muy suavemente, siguiendo una senda más o menos aparente, que va cruzando pequeños estanques para enlazar con el sendero que sube junto al Riu Peguera, en dirección al collado.
En cuanto enlazamos con el sendero que sube por la ladera del Monestero, vemos frente a nosotros el Pic de Peguera (2983), uno  de los más altos del Parc Nacional de Aigüestortes, que quedará a nuestra izquierda cuando alcancemos el collado.
El Estany de Peguera queda a nuestra izquierda en esta ascensión, que no tiene complicación y que no nos resulta muy exigente. 
Llegando al Coll de Monestero
Encontramos algunas marmotas al sol sobre las rocas de lago, que se no tardan en esconderse al escucharnos pasar cerca.
Una vez superado el coll de Monestero, tenemos a nuestra derecha el Pico del mismo nombre y a la izquierda el Peguera, pero no subimos a ninguno a pesar de que inicialmente pensábamos subir a este último.

No necesitamos mucha parada ya que estamos bastante frescos tras esta mediana ascensión, así que nos encaramos hacia el lado opuesto de este collado que ofrece una mayor verticalidad.
Descenso del Coll de Monestero
El descenso se efectúa rápido, dando pequeños saltos sobre el lecho de piedra que nos amortigua, pero hay que ir con cuidado ya que  el desnivel es muy pronunciado.
De esta forma, no tardamos en bajar esta ladera y enlazar con un tramo en el que el sendero se abre paso entre grandes bloques, buscando el lado izquierdo del barranco para descender hacia la zona del Estany de Monestero.
La bajada es larga aunque para nada complicada, cada vez el sendero tiene mejores condiciones y tras un tramo de ladera, llegamos a una zona de remansos espectacular. 
Nos quedamos un rato junto al riachuelo, estirándonos sobre la verde hierba de estas praderas, ya que tenemos una estupenda y soleada mañana con temperaturas casi veraniegas.
Y aquí reposando es este paraíso, recordamos cuando ya sabemos que nuestro recorrido esta acabando,  la suerte que hemos tenido en esta travesía, con respecto a la climatología. Ya que  hemos tenido prácticamente sol todos los días y no nos ha caído ni un gota de lluvia, esto hace que la caminata sea mucho más cómoda y ágil.
Es bastante habitual que por las tardes caiga algún chaparrón en los pirineos incluso en verano, pero nosotros no lo hemos experimentado.
Un rato después retomamos el camino por uno recorrido espectacular, que nos hace pasar junto al Estany de Monestero, cuyo agua tiene unos colores que fascinan.
Tras este lago caminamos un rato por  verdes praderas, en las que el sendero muy cómodo llanea cruzando el riachuelo ayudado por unas pasarelas de madera que le dan ya un aspecto menos natural, pero al delimitar el camino ayuda a conservar este bonito entorno.
El río de Monestero nos acompaña en este recorrido, saltando sobre las rocas en su descenso, que poco a poco empieza de nuevo a tomar fuerza conforme nos vamos acercando a la zona del Estany de Sant Maurici.
Rio de Monestero
El último tramo emboscado junto al torrente de agua ya empieza a estar más concurrido, y  nos cruzamos con grupos de caminantes que incluso con niños pasea por este bonito sendero hacia Els Prats de Monestero, haciendo cortos recorridos de ida y vuelta desde Sant Maurici.
El río sigue a la derecha y el sendero se desvía a la izquierda de él, para ir hacia el Estany de Sant Maurici y el refugio al que nos dirigimos.
Y poco más adelante enlazamos con el camino que nos acerca al refugio de Ernest de Mallafré, donde habíamos iniciado la travesía y donde damos por finalizado Els Carros de Foc a las 11,50 h. 
último sello de Carros de Foc
Tras sellar nuestro forfait en la última casilla, nos felicitamos por haber acabado sin contratiempos y en el tiempo previsto esta ruta circular de algo más de 70 km.
Iniciamos esta travesía en este refugio el lunes 24 a las 10,30 h y lo hemos acabado el viernes 28 a las 11,50 h. o sea que hemos tardado cuatro días y un par de horas en recorrer la ruta de los 9 refugios del Parc Nacional de Aigüestortes.
Pero todavía nos toca regresar al coche que lo tenemos estacionado unos 4 km. más abajo, así que no nos entretenemos demasiado y continuamos bajando por el mismo sendero que habíamos subido para llegar aquí el lunes pasado.
Forfait de Carros de Foc
El camino es muy cómodo y bonito, como ya describimos y no tardamos mucho más de media hora en llegar al Parking del Prat de Pierró donde finalmente nos deshacemos de las pesadas mochilas y nos relajamos.
La recompensa tras varios días comiendo en refugios la tenemos en un restaurante de camino a nuestra casa, donde nos premiamos con un espléndido chuletón regado con vino tinto.
Puente románico en Espot
Unas horas más tarde todo vuelve a la normalidad en nuestras vidas y estamos en casa pensando ya en que travesía podremos hacer el verano próximo.
Agradezco la compañia de Gerard y Gaby, ya que sin ellos no hubiese hecho esta aventura que para mí ha sido una de las mejores vacaciones.
Os dejó aquí enlaces con el track de esta jornada y con las fotografías de toda la travesía.

  ______________________________________________________________________
organización de la travesía
jornada anterior
 http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10644000             https://picasaweb.google.com/108343094768623198454/280815CarrosDeFoc?authuser=0&feat=directlink
_________________________________________________________________________

1 comentario:

  1. No hay nada que agradecer, en todo caso, yo al menos a ti agradecerte la planificacion y ese magnifico reportaje fotografico. Como siempre y en todas nuestras rutas . COMPAÑERO!!!!!!!

    ResponderEliminar